traductor para el blog blogger web

domingo, 5 de diciembre de 2010

La misma historia de siempre

Ni Cristiano, ni Mourinho. Ni siquiera alguno de los últimos fichajes de Florentino Pérez para su galáctico equipo. El responsable de la victoria del Real Madrid no ha sido otro que Miguel Ángel Pérez Lasa. No hay más. Decía el veterano futbolista que del Bernabéu sólo recordaba los atracos, y se vuelve a repetir la historia. Una más. El VCF fue superior sobre el césped, ni siquiera tras la expulsión se vio superado, pero las decisiones del trencilla de turno fueron consumando a un VCF que sale derrotado por el oficio del señorito de negro. 

El equipo tenía claro que si se metía pronto en el partido y se hacía con el control, los nervios no tardarían en florecer entre los madridistas. Y le salió bien la jugada. El equipo arrancó enchufado, centrado atrás, sin prisas ni grandes errores. Soldado dijo aquí estoy a los tres minutos con un disparo cruzado y al borde del cuarto de hora mandaba arriba el cuero tras un saque de esquina donde Casillas abroncó a su defensa ante lo que se veía venir.

Mientras tanto, Pérez Lasa empezaba a hacer de las suyas. Lass tuvo que pegar hasta tres veces para ver la cartulina mientras Jordi Alba, Tino Costa o Bruno fueron amonestados a la primera y sin que pudiera rechistar. Vamos, lo de siempre. Nada que sorprenda pero sí moleste. El equipo se sentía cada vez más cómodo y provocó pitos en la grada de Chamartín. Hasta Cristiano fue silbado. El Real Madrid sólo apareció dos veces pero pudo ser decisivo si Khedira hubiese acertado en un mano a mano ante Guaita y si CR7 no se hubiera cruzado con la madera justo antes del descanso.

El paso por vestuarios despertó algo al conjunto de Mourinho, que en el arranque del segundo acto pudo marcar de no haberse cruzado con un soberbio Guaita que salvó al VCF ante las acciones de Cristiano y Khedira. El equipo empezó a despertar por la banda de un Joaquín que fue de menos a más y cuando aparecía se notaba. Las decisiones de Pérez Lasa seguían siendo imparciales pero la mayor de todas llegó tras la expulsión de David Albelda a los 65 minutos por unas manos que no existieron. Aquí se acabó todo ya, aquí quedaba claro que el VCF no ganaría este partido por decisión única y exclusiva de Miguel Ángel Pérez Lasa. Tanto daño le hizo al VCF que al final Cristiano no perdonó en un disparo cruzado y potente. Sería el propio portugués quien haría el segundo a cinco minutos del final, en una buena acción personal. El 2-0 no refleja el gran esfuerzo del equipo para sumar en el Bernabéu ni la impotencia que tuvieron que soportar los valencianistas. Esta noche se ha escrito el penúltimo atraco en el Bernabéu.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Chat


Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More