traductor para el blog blogger web

lunes, 6 de diciembre de 2010

Serbia consigue su primera Copa Davis

Bogdan Obradovic y Guy Forget, capitantes serbio y galo respectivamente, jugaron al gato y al ratón durante toda la semana ocultando quienes serían sus números 2. El viernes, alinearon a Janko Tipsarevic y Gilles Simon, pero ambos perdieron sus partidos ante Gäel Monfils y Novak Djokovic respectivamente. Quizá por ello, cuando se llegó al quinto y decisivo punto, uno y otro decidieron darse otra mano y poner cartas diferentes sobre el tapete. Así, fueron Victor Troicki y Michael Llodra los llamados a escribir una página más en la longeva historia de esta competición. De esta ardua batalla salió vencedor Troicki, que se impuso a su rival por un marcador global de 6-2, 6-2 y 6-3 tras dos horas y trece minutos de juego convirtiéndose en el ídolo local por los restos tras dar a Serbia la primera Ensaladera de su historia.



Los jugadores saltaron a la pista a ritmo de 'We will rock you', motivados y tensionados más incluso que los 16.200 espectadores que abarrotaban las gradas del Belgrado Arena. Fue Llodra quien tuvo las primeras opciones al resto en el partido. Dos fallos de su rival le permitían gozar de un 15-40 en el segundo juego que, sin embargo, no pudo/supo llevar a efecto. Los errores en estos partidos suelen pagarse caros y en esta ocasión no iba a ser menos. Una vez solventada la difícil encrucijada de su primer servicio, Troicki soltó el brazo lo suficiente como para aniquilar la táctica desesperada de Llodra de abusar de las subidas a la red, viéndose sobrepasado de izquierda a derecha por un Troicki enchufadísimo. Así, el serbio logró cuatro juegos de manera consecutiva -dos breaks incluidos- para el jolgorio de su banquillo, en el que sus compañeros pasaron a ser unos hinchas más. En sólo 38 minutos, el primer set ya estaba anclado en su casillero.
Tras el asueto y la reflexión, llegó la reacción del tenista francés, al menos tímidamente. 'Mika' se metió de nuevo en el partido tras una ruptura en el segundo juego logrado después de encadenar tres buenos restos a los pies de un Troicki que, por primera vez en el choque, le pesó en exceso la raqueta. El serbio, sin embargo, supo templar gaitas inmediatamente con un contrabreak que le devolvió a la senda del juego del primer acto. A esto ayudaron también los errores no forzados de un Llodra desesperado, que jugaba cada vez con más segundos servicios,con la pérdida de agresividad que esto conlleva. El de Belgrado pasó de un parcial de 0-2 adverso a un 6-2 a favor -tres breaks incluidos, el tercero en un maratoniano juego de más de 10 minutos de duración-. Su juego práctico, acertado y regular llevaron en volandas a Viktor, a quienes sus seguirores no dejaron de vitorear en cada descanso -"Viktore, Viktore", gritaba el estadio-. El serbio demostró haber subido un escalón en este final de temporada, donde ganó el primer título de su carrera (Moscú) y acabó en el 'Top-30'.

No funcionó la táctica del despiste
Como ya hiciera el sábado en el partido de dobles cuando los suyos iban 2-0 abajo en el marcador, el capitán galo, Guy Foget, se llevó a Llodra al vestuario. La idea era que oxigenara, se aislara del ambiente y recapacitara. El sábado funcionó, este domingo no. A su vuelta al tapete, Michael cedió el juego inicial con una doble falta en la que se le encogió el brazo y desperidició una oportunidad de hacer contrabreak mandando una volea a mitad de pista a los pies del juez de línea. Hasta su entrenadora, Amelie Mauresmo, se desesperaba en la grada. Troicki se vio por delante en el marcador antes de lo previsto y a pesar de que tuvo que lidiar con los nervios del momento -cedió en una ocasión más su servicio- supo poner la guinda al pastel cuando apenas se superaban las dos horas de juego.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Chat


Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More