traductor para el blog blogger web

sábado, 28 de mayo de 2011

El Barcelona campeón de la UEFA Champions League 2010/2011



En el mítico estadio de Wembley, el Barcelona demostró una vez más que es el mejor equipo del mundo. Y porque no el mejor de la historia. Frente a un rival enorme como el Manchester United fue superior prácticamente todo el partido y se llevó el título de manera más que merecida. Con esta nueva consagración bajo la tutela de Pep Guardiola, el Barça acumuló su cuarta Champions League en la historia y además desniveló el historial frente al equipo inglés (ganó cuatro, perdió tres y empató cuatro). El Barcelona perdió sólo un partido (ante el Arsenal) y fue el equipo más goleador de la competencia (30). Por momentos fue paseo y la diferencia pudo haber sido incluso mayor. Gran partido de Messi, la figura absoluta de este equipo invencible.


A pesar del planteo táctico, el Manchester salió a presionar arriba y a buscar la ventaja rápidamente. Con dos pelotazos a Rooney tuvo las primeras ocasiones: primero la sacó Valdes in extremis con un puñetazo, después Piqué quiso rechazar y casi la mete en contra. En los primeros minutos el Barça no tocó la pelota, hasta que se empezó a acomodar en el terreno. Pedro tuvo una muy clara a los 15 minutos. A partir de ese momento el equipo español empezó a manejar el balón como suele hacerlo, mientras que el United abandonó la presión inicial y se vio superado. Villa tuvo un disparo muy cerquita y otro que tapó van der Sar en apenas tres minutos.
El gol llegó a los 27, tras una linda jugada a puro toque y una gran asistencia de Xavi a Pedro, que definió muy bien al lado del palo. Nada hacía pensar que el equipo de Ferguson, atado e impotente ante el despliegue del Barça, pudiera llegar al empate tan rápido. Pero a los 33 minutos una hermosa pared entre Rooney y Giggs terminó con la definición al ángulo del goleador. Inesperado e injusto empate que de todos modos no desanimó al equipo de Guardiola, que siguió buscando incansablemente. Contó con varias chances para ponerse nuevamente en ventaja pero no pudo definirlas. En el Manchester hubo muy poca participación de Javier Hernández, mientras que Messi estuvo muy activo y a punto de marcar el 2-1 sobre el final de la primera etapa. Así terminó el primer tiempo, con el Barcelona como claro dominador. El United mostró muy poco y se llevó un empate inmerecido.


El segundo tiempo fue una continuación de lo que se venía viendo. El Barcelona en la búsqueda incansable del arco de van der Sar mientras que el United, inexplicablemente, se refugiaba atrás y apenas salía de contra cuando podía. El 2-1 llegó a los 53 minutos. La defensa inglesa dejó que Messi tomara la pelota en el borde del área y el argentino no perdonó. Remate abajo, gol y grito desaforado del mejor jugador del mundo, que marcó su tanto número 12 en la presente Liga de Campeones.
Hubo un tibio intento de reacción del equipo de Ferguson, que salió del asedio pero terminó más cerca de recibir una goleada que de empatar. Hubo momentos de baile de la mano de Messi y compañía. Van der Sar salvó su valla en varias ocasiones hasta que Villa acarició la pelota y la colgó del ángulo para el 3-1. Ya nada pudo hacer el equipo inglés, que se acordó muy tarde de atacar.
Los minutos fueron pasando sin que la victoria peligrara en ningún momento. El juez pitó el final del partido y el Barcelona festejó otra consagración en el que ya es uno de los mejores momentos de su historia.


El Barcelona es el mejor equipo del mundo hace unos cuantos años. De la mano de Pep Guardiola se fue conformando un equipo que más allá de las monstruosas individualidades cautivó al mundo entero por su juego colectivo. El protagonismo del equipo español a nivel europeo en los últimos años ha sido asombroso. De las últimas seis ediciones de la Champions League se quedó con tres, dos de la mano de su actual DT.
En la Liga española el panorama es similar, ya que se quedó con el título en las últimas tres temporadas. Sin dudas estamos ante uno de los mejores equipos de la historia, comandado por el que quizás llegue a ser el jugador más grande de todos los tiempos, Lionel Messi.
El Barcelona ganó su cuarta Champions League, igualando al Ajax y al Bayer Munich. De esta manera destronó al Inter, que había sido el último campeón.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Chat


Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More